Retch Better Keb – Parte 2

—7 de mayo—Durante dos días no pude levantarme de la cama, la ama de llaves me comentó que me encontró a la mañana siguiente a punto de caerme del balcón. También, que entre sueños gritaba, me quejaba y pedía que todo parara. “Estuvo con fiebres muy altas, cada vez que usted abría los ojos, su mirada parecía perdida y violenta, con lo medicamentos pudimos tranquilizarlo”, me dijo antes de salir de la habitación haciendo hincapié que no me quite los brazaletes; espero sean de protección. Dormí la mayor parte del día.

Ya en la noche, volví a la biblioteca para copiar el mensaje que aún se encontraba en la pared para luego buscar su significado.

Habían pasado más de dos horas y continuaba sin descifrar algo. Sabía que eran runas, ya las había visto antes, pero no sé lo que significan; al ser una escritura muerta que usaban aquí en Irlanda, era necesario un libro donde encontrar el símbolo y su significado. Me levanté del escritorio y fui directamente a la ventana. Miré hacia fuera donde había visto la silueta; agarré un libro de lenguas y escrituras antiguas. Lo abrí en letra R y páginas posteriores encontré lo que buscaba: RUNAS. La palabra en sí significa “secreto” y el sistema más conocido era el “Futhark” que constaba de 24 runas, no letras. En ocasiones, con las combinaciones necesarias, se usaban como amuletos para protegerse del mal.

Mientras iba descifrando los símbolos, volví a escuchar los metales y gemidos. Salté del asiento y fuí directamente a la ventana, la silueta volvió aparecer señalándome de nuevo. Observé la pared. El mensaje había sido sustituido por uno más siniestro. Corrí a la mesa para copiar el nuevo, que transcribí lo más fielmente posible.

Volví a la ventana, todo estaba tranquilo. Me puse a transcribir los dos mensajes.

TÚ ERES EL CULPABLE

Y

SU MUERTE SERÁ EL INFIERNO QUE VIVIRÁS

Mientras terminaba de escribir y me dejaba caer en el sillón, el mensaje fue desapareciendo dejando sólo las fotografías.

—8 de mayo—No logro entender los acontecimientos que habían ocurrido en estos días. La servidumbre cree que es por la soledad que sufro, pero imagino que esa silueta quiere decirme algo. Trato de relajarme, pero es tanta la depresión de estar solo en esta mansión que ni siquiera tengo la fuerza de voluntad para superarlo y poder salir de tan agobiante situación.

Decidí regresar a la biblioteca, en la noche, para poder observar si se volvía aparecer dicha criatura. Sólo que… no sabía qué hacer: si sólo verla o seguirla…

La biblioteca estaba silenciosa. Pasaron cinco minutos y las cadenas se volvieron a escuchar. Tomé la decisión de salir de la mansión y correr hacia donde la silueta se encontraba. Al llegar vi cómo se movía dentro de los árboles. La seguí para ver hacia dónde me conducía. Llegué a un lugar donde nunca había estado, mientras observaba los alrededores, la silueta desapareció. Regresé a la mansión que se veía aun más oscura Daba lástima entrar a ella. Fui directamente a mis aposentos pensando en si sería correcto volver a seguir a la misteriosa sombra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: